€19.00
Es un agua floral llamada hidrolato, rica en vitaminas, minerales y antioxidantes muy potentes entre otras propiedades idóneo para pieles sensibles.

Los hidrolatos se obtienen mediante la destilación de las plantas para la obtención de los aceites esenciales. Es el agua resultante de la evaporación mediante la que se extraen las propiedades de las plantas, en este caso el de la lavanda.
La lavanda es antiséptica por eso la recomendamos también en casos de rostros con tendencia a acné o mucha secreción sebácea, como es el caso de las pieles en los adolescentes.


Nuestro consejo de uso

Úsalo como tónico ya que hidrata y reequilibra el ph de la piel tras la limpieza. 

Prueba a pulverizar tu cuerpo con hidrolato antes de aplicar la crema corporal o aceite nutritivo, notarás como tu piel mejora su hidratación gradualmente.

Mantener refrigerado para una mejor conservación. Su duración máxima es de tres meses tras su apertura. 


Ingredientes

Lavandula Angustifolia Flower Water*, Linalool**

*ingrediente procedente de cultivo ecológico
**presente de forma natural en los aceites esenciales 



Cantidad 100ml